SANEAMIENTO, las aguas de nuestra Madre Tierra y nuestras aguas internas

En las últimas semanas me involucré en un proyecto de saneamiento junto con dos amigas y colegas, el proyecto fue llevado a la escuela de una de ellas, recordé unos datos super interesantes sobre de dónde viene el agua que consumimos y a dónde se va, y que pasa con todo el plástico que consumimos, cuando se degradan, como reacciona Pachamama ante ello, como el cuidar nuestras aguas internas es en realidad cuidar nuestras aguas externas. Como ya saben nuestro cuerpo tiene entre 70 y 75% de agua, igual que nuestra Madre Tierra, pero ni si quiera el 3% de esa agua es potable, por qué?

Nuestro cuerpo puede aguantar hasta 28 días sin comer, pero sin tomar agua solo 3. El promedio de consumo de agua por humano es de 150 litros (entre descargas de baño de 6 a 10 litros, duchas, consumo de carne, etc.), entre 70 y 90% de desperdicios que generamos como personas e industrias son llevados a las aguas de la Tierra. Cien mil animales marinos mueren anualmente por causa de la basura humana. Por cada mil litros de consumo humano se contaminan diez mil litros. Si seguimos así en el 2050 habrá más basura que peces en el mar.

Entonces ahora preguntémonos con conciencia plena:

¿Se de dónde viene el agua que consumo en mi casa?

¿Para dónde va el agua sucia que usé?

¿Hay alguna manera de usar el agua de modo consiente sin generar desperdicio en las tareas domésticas?

¿Si no tuviera agua, que sentiría?

Algunas soluciones y tips:

Usa baños secos cada vez que puedas (no sabes que es un baño seco, pregúntame y con cariño te explico e incluso lo armamos en tu casa).

Usa productos biodegradables (pregúntame que puedes hacer desde donde te encuentras). 

Recicla los desperdicios que generas (pregúntame cómo si tienes casos particulares).

Reduce o elimina el consumo de carne (pues para alimentar a los animales se necesita de mucha agua, siendo vegetariano puedes dejar la ducha abierta todo el día y ni aún así consumes tanta agua como las personas que consumen carne).

Reutiliza el agua de la lavadora para limpiar algunos espacios de la casa.

Cierra el caño cuando cepillas tus dientes.

Cierra la ducha cuando te enjabonas.

5 minutos en la ducha serán 5 minutos felices para ti y para el planeta.

No tires aceite de cocina en el lavadero, colócalo en una botella y luego recíclalo (pregúntame cómo o sino dámelo si estoy cerca).

No tires basura en el río o el mar.

No orines en las aguas del río o del mar.

Recuerda que el agua es un recurso natural importante para nuestra vivencia y sobrevivencia, úsala de modo consciente, presérvala si puedes, cuídala si puedes, y si puedes más límpiala, y si puedes aún más sánala. Cada uno puede ayudar a su manera, y a su manera está muy muy bien. Haz tu contribución para el cuidado de tus aguas y el cuidado de las aguas de nuestra Madre, recuerda que al final todos somos uno.

Nosotros somos esos “locos” que estamos cambiando el mundo, aún podemos ayudarlo a sanar ❤ 

Recuerda: Sanando a nuestra Madre nos sanamos a nosotros mismos, no hay mayor espiritualidad que la conexión con la Naturaleza.

Con amor.

Sussan y el equipo de Águas Vivas, Bahía, Brasil.

A5CCB9C4-CDC5-41DF-98A5-84AFEC3F0A12

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s